Definiciones

Factores de Protección: Factores que refuerzan conductas positivas y no violentas,  incluyendo los individuales, familiares, escolares y comunales.

Factores de Riesgo: Factores que afectan al potencial de comportamiento violento, incluyendo características biológicas, psicológicas, conductuales e interpersonales.

Maltrato: Según la Ley Núm. 177 del 1 de agosto de 2003, maltrato se define como todo acto u omisión intencional en el que incurre el padre, la madre o persona responsable del/a menor de tal naturaleza que ocasione o ponga a un menor o una menor en riesgo de sufrir daño o perjuicio a su salud e integridad física, mental y/o emocional, incluyendo abuso sexual según es definido en esta Ley. También se considerará maltrato el incurrir en conducta obscena y/o la utilización de un menor para ejecutar conducta obscena; permitir que otra persona ocasione o ponga en riesgo de sufrir daño o perjuicio a la salud e integridad física, mental y/o emocional de un menor; abandono voluntario de un menor; que el padre, madre o persona responsable del menor explote a éste o permita que otro lo haga obligándolo o permitiéndole realizar cualquier acto, incluyendo pero sin limitarse a, utilizar al menor para ejecutar conducta obscena, con el fin de lucrarse o de recibir algún otro beneficio; incurrir en conducta que, de procesarse por la vía criminal, constituiría delito contra la salud e integridad física, mental, emocional, incluyendo abuso sexual del menor. Asimismo, se considerará que un menor es víctima de maltrato si el padre, la madre o persona responsable del menor ha incurrido en la conducta descrita o ha incurrido en conducta constitutiva de violencia doméstica en presencia de los/as menores según definido en la Ley Núm. 54 del 15 de agosto de 1989, según enmendada.

Menor: Es toda persona que no haya cumplido los dieciocho (18) años de edad.


Niveles de Evidencia Científica (Niveles de Efectividad):

Intervención / Práctica:

Efectiva (Bien Apoyada)

  • No existe evidencia clínica o empírica, ni base teórica que indique que la intervención representa un riesgo considerable a los que la reciben, en comparación con los posibles beneficios.
  • La intervención cuenta con un libro, manual, u otros escritos que contienen detalles específicos de los componentes del servicio y de cómo administrarlo.
  • Réplicas en  Múltiples Escenarios: Al menos dos pruebas aleatorias controladas (PAC) realizadas en diferentes escenarios de práctica o cuidado usual han demostrado que la intervención es superior a una comparable. Las PAC han sido publicadas en literatura arbitrada.
  • En al menos dos de las PAC, la intervención ha demostrado tener un efecto sostenido al menos hasta un año después de terminar el tratamiento, sin evidencia alguna de que haya perdido su efecto al cabo de este periodo.
  • Las medidas de los resultados deben ser confiables y válidas, y administradas consistente y precisamente a todos los sujetos. 
  • Si se han realizado múltiples estudios, el peso de la evidencia apoya la efectividad de la intervención. 

 

Eficaz (Apoyada)

  • No existe evidencia clínica o empírica, ni base teórica que indique que la intervención representa un riesgo considerable a los que la reciben, en comparación con los posibles beneficios.
  • La intervención cuenta con un libro, manual, u otros escritos que contienen detalles específicos de los componentes del servicio y de cómo administrarlo. 
  • Al menos dos pruebas aleatorias controladas (PAC), conducidas en ambientes altamente controlados (ej. un laboratorio universitario), han demostrado que la intervención es superior a una comparable. Las pruebas han sido publicadas en literatura arbitrada. 
  • En al menos dos de las PAC, la intervención ha demostrado tener un efecto sostenido al menos hasta un año después de terminar el tratamiento, sin evidencia alguna de que haya perdido su efecto al cabo de este periodo.
  • Las medidas de los resultados deben ser confiables y válidas, y administradas consistente y precisamente a todos los sujetos 
  • Si se han realizado múltiples estudios, el peso de la evidencia apoya la eficacia de la intervención.

 

Prometedora

  • No existe evidencia clínica o empírica, ni base teórica que indique que la intervención representa un riesgo considerable a los que la reciben, en comparación con los posibles beneficios.
  • La intervención cuenta con un libro, manual, u otros escritos que contienen detalles específicos de los componentes del servicio y de cómo administrarlo. 
  • Al menos un estudio con algún tipo de control (ej. grupo sin tratamiento, grupo placebo, lista de espera) ha establecido la efectividad de la intervención por encima de la del placebo, o ha establecido que es comparable o mejor que otras intervenciones existentes. El estudio se ha publicado en literatura arbitrada. 
  • Si se han realizado múltiples estudios, el peso de la evidencia apoya la efectividad de la intervención.

 

Emergente – Se Desconoce la Efectividad

  • No existe evidencia clínica o empírica, ni base teórica que indique que la intervención representa un riesgo considerable a los que la reciben, en comparación con los posibles beneficios.
  • La intervención cuenta con un libro, manual, u otros escritos que contienen detalles específicos de los componentes del servicio y de cómo administrarlo.
  • La intervención es generalmente aceptada en la práctica clínica como adecuada para ser utilizada con niños o sus padres / encargados.
  • La intervención carece de investigaciones adecuadas para determinar empíricamente su efectividad.

 

 

No es Efectiva (Demostrado con Evidencia)

  • Dos o más pruebas aleatorias controladas (PAC) han determinado que la intervención no ha logrado mejorías cuando se compara con el cuidado usual.
  • Si se han realizado múltiples estudios, el peso de la evidencia NO apoya la efectividad de la intervención.

 

Preocupante

  • Si se han realizado múltiples estudios, el peso de la evidencia sugiere que la intervención tiene un efecto negativo en los clientes que reciben el servicio (tratamiento); y/o
  • Existe una base teórica, clínica, empírica o legal razonable que sugiere que la intervención representa un riesgo para los que la reciben, en comparación con los posibles beneficios.

 

Población a Impactar

Se refiere a la población a la cual va dirigida una intervención. Por ejemplo: padres, víctimas primarias de maltrato, víctimas secundarias, personas de escasos recursos, madres solteras, madres adolescentes.

Tipo de Intervención

La manera o formato en que se ofrece una intervención. Por ejemplo: individual, grupal, de familia.

Tipos de Maltrato

Aquellas formas en que se puede presentar o manifestar el maltrato. Estas son: maltrato por negligencia, explotación, físico, sexual, emocional y múltiple.

  • Negligencia: Faltar a los deberes o dejar de ejercer las facultades de proveer adecuadamente los alimentos, ropa, albergue, educación o atención de salud a un menor; faltar al deber de supervisión; no visitar al menor o no haber mantenido contacto o comunicación frecuente con el menor.

  • Explotación: Cualquier acto que constituya el uso del menor para lucro o beneficio del padre, madre o persona responsable del bienestar del menor.

  • Físico: Cualquier trauma, lesión o condición no accidental, incluso aquella falta de alimentos que, de no ser atendida, podría resultar en la muerte, desfiguramiento, enfermedad o incapacidad temporera o permanente de cualquier parte o función del cuerpo, incluyendo la falta de alimentos. Asimismo, el trauma, lesión o condición pueden ser producto de un solo episodio o varios.

  • Abuso Sexual:  Incurrir en conducta sexual en presencia de un menor y/o que se utilice a un menor, voluntaria o involuntariamente, para ejecutar conducta sexual dirigida a satisfacer la lascivia o cualquier acto que, de procesarse por la vía criminal, constituiría delito de violación, sodomía, actos lascivos o impúdicos, incesto, exposiciones deshonestas, proposiciones obscenas; envío, transportación, venta, distribución, publicación, exhibición o posesión de material obsceno y espectáculos obscenos.

  • Emocional o Mental (Psicológico): Menoscabo de la capacidad intelectual o emocional del menor dentro de lo considerado normal para su edad y en su medio cultural. Además, se considerará que existe daño emocional cuando hay evidencia de que el/la menor manifiesta en forma recurrente o exhibe conductas tales como: miedo, sentimientos de desamparo o desesperanza, de frustración y fracaso, ansiedad, sentimientos de inseguridad, aislamiento, conducta regresiva o propia de un niño o niña de agresividad hacia él o hacia otros u otra conducta similar.

  • Múltiple:Cuando el menor es víctima de más de un tipo de maltrato.

Tipos de Prevención:

  • Prevención Primaria: Se refiere a las intervenciones dirigidas a prevenir la violencia/maltrato antes de que ocurra.

  • Prevención Secundaria: Se refiere a las medidas centradas en las respuestas inmediatas a la violencia/maltrato, como son los servicios de atención, protección y cuidados médicos-sociales. Ejemplos de esto son la atención pre-hospitalaria, los servicios de urgencia o el tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual después de una violación.

  • Prevención Terciaria: Intervenciones centradas en la atención a largo plazo con posterioridad a los actos violentos como la rehabilitación y reintegración, e intentos por reducir los traumas o la discapacidad de larga duración asociados con la violencia. En otras palabras, esto son los servicios de atención y tratamiento para prevenir la revictimización, discapacidades y psicopatología severa, así como servicios que propicien la recuperación.

Violencia:

Uso intencional de la fuerza o el poder físico de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastorno del desarrollo o privación.